La sensibilidad y el aprendizaje

Publicado por Trujillo Di? - Tu diario ciudadano regional en 5:47

viernes, 2 de marzo de 2012

(Por: Alfredo Estrada Zavaleta)

Algunos opinan que el cultivo de la música, simplemente, constituye parte de la diversión y el ocio; con un aprendizaje tedioso y repetitivo, visto en: La memorización auditiva de ciertas notas, la percepción visual de símbolos en proporción al ritmo y altura, cuanto la realización en principios del virtuosismo. Sin embargo, este arte involucra diversos planos de la existencia del Ser Humano, en las esferas de rango: Político, económico, religioso y filosófico; cuyos efectos trascienden en el devenir histórico, por la notable influencia y significado en temas de: Socialización, innovación pedagógica y transformación de los sistemas basados en estructuras obsoletas.

En particular, hay dos películas que tratan sobre las consecuencias del totalitarismo y el conflicto social, donde a partir de la misión humanista en las actividades del Maestro de Música; se logran sustanciales cambios en el comportamiento de sus protagonistas y se aprecia la posibilidad de afrontar con esperanza los constantes desafíos que plantea la vida.

Una de ellas es: “Le maitre de musique” (l,988) del director Gerard Corbiau, inspirada en las clases del barítono Joachim Dallayrac (personificado por el cantante Joseph van Dam) hacia sus pupilos: Sophie y Jean; quienes guiados por su Maestro, con sencillez en una solida disciplina vocal y muestra de confianza en sí mismos, logran el éxito en la Competencia organizada por el Prince Scotti. El homenaje a su profesor, que desaparece físicamente lejos en ese instante; pero, ve cumplida su tarea en sus discípulos, navegando en una barca por el lago, en fondo de la obra de Gustav Mahler: “un extraño para el mundo”.

De la situación plasmada en las instituciones sociales y albergues en la postguerra, surge otra producción francesa: “Los coristas” o ”Los chicos del Coro” (2,004) del director Christophe Barratier; bajo el componente del recuerdo y añoranza del músico Pierre Morhange, que evoca los años vividos en la “Fonda del estanque” y la brillante iniciativa del Maestro Clemence Mathieu, al formar un elenco coral; la puesta de una dinámica educativa con expectativas y proyectos, revirtiendo el molde esquemático del binomio: Acción-reacción, frustrante y rutinario. El impulso de Mathieu, que se va expandiendo en frases de optimismo, los lazos de solidaridad y cooperación, el empleo de espacios de sensibilidad e importancia de la familia, la participación de todos en funciones especificas y la imagen del resultado en un: Coro que interpreta, melodías de una realidad social en: “Vies monotones”, “La nuit” de Rameau y “Los sueños de papel”; una selección de canciones que van desde la rigidez de un sistema y la expresión de libertad, a través del legado del Maestro, dado en su generosidad, paciencia y vocación.

Importa por ello, la utilización de métodos y técnicas coherentes en temas significativos; que el alumno pueda emplear y enriquecerlos en razón del dialogo y la crítica. La música pues, nos dispone en el nivel de la expresión estética y el resumen del conocimiento adquirido, proveniente de otras áreas del Saber Humano.